Relatos

Relatos. Publica los tuyos, solo hay que registrarse.

RELATO DE UN SUEÑO

Me levanto, me ducho y me visto, salgo corriendo hacia el hospital, dejando a mi pareja durmiendo con un beso, un hasta la noche y un te quiero...Me levanto, me ducho y me visto, salgo corriendo hacia el hospital, dejando a mi pareja durmiendo con un beso, un hasta la noche y un te quiero. Sin respuesta. Cojo las llaves del coche y salgo hacia el garaje. Cojo mi coche y me voy, entro a las siete de la mañana y ya llego tarde. El se levanta, se ducha y se va a la oficina, también va tarde, coge su coche y también a trabajar.

Tags:

Salvatore (9ª parte)

La despedida

Tags:

Salvatore (8ª parte)

Calculé que allí habría aproximadamente unas doscientas tumbas, bajo las cuales estaría un número bastante superior de seres. Eso explicaba en parte la existencia de Salvatore y el porqué de la desaparición de sus semejantes debido, previsiblemente, a la inaptabilidad a las condiciones climáticas o ambientales. Pero no explicaba cómo un espécimen de entre 10.000 y 20.000 años había logrado llegar hasta nuestros días.

Tags:

Salvatore (7ª parte)

Sin pérdida de tiempo y ajenos al peligro nos pusimos a correr por la inundada ribera siguiendo el curso del río. Éste, con un caudal diez veces superior a lo normal, bajaba velozmente valle abajo, arrastrando todo lo que se interponía a su paso. Nuestro amigo había sido arrancado y arrastrado materialmente dentro de la tienda y a duras penas había podido asirse a un tronco que por suerte pasaba por allí.

Tags:

Salvatore (6ª parte)

A mi primera experiencia con el agua, ya relatada, debo añadir una segunda que experimenté en plena adolescencia. Recién cumplidos los catorce años, un grupo de amigos organizamos una acampada para ir a pasar unos días en plena naturaleza y disfrutar del aire libre y de lo adecuadas que son este tipo de convivencias.

Tags:

Salvatore (5ª parte)

En la cuarta entrega nuestro protagonista es salvado de perecer ahogado. Al volver en sí, y sin poder creerlo, hace un sorprendente descubrimiento....No podía creer lo que estaba viendo. A unos dos metros de distancia, unos ojos castaños estaban fijos en mí y me miraban sin pestañear. Eran unos ojos grandes e inteligentes, tremendamente abiertos y vivarachos y que no paraban de observarme, al parecer, desconcertados. Imagino que la cara de sorpresa que debía tener yo en ese momento no debería ser muy distinta de la suya.

Tags:

Salvatore (4ª parte)

Segundo contacto con Salvatore

Tags:

Un Mal Intermediario

En mi país, existen intermediarios para casi cualquier diligencia que se quiera realizar. En algunos casos aislados resultan ser de gran ayuda, llevando todo por buen camino y obteniendo buenos resultados. Las más de la veces el intermediario es ágil y conocedor, pero no busca el beneficio del cliente sino el propio, o es lento y despistado entorpeciendo el proceso y llevando la diligencia al fracaso.

Tags:

 
 
Distribuir contenido