La cena de Navidad

Por favor leanlo, les gustara y si no es asi cualquier comentario es bienvenido para mejorarlo. Me insipiré en un hecho real de mi vida para este cuento.
Gracias.Era un día lluvioso como muchos otros yo estaba en mi balcón viendo las gotas caer y viendo como los niños corrian a refugiarse debajo de algún árbol, era de noche y alrededor de las once el useño me invadio pero no me importo, me gustaba sentir el viento frió y las gotas de lluvia caer sobre mi cara y manos. Tratando de adivinar el futuro de las personas que escapan de la lluvia debajo de un paraguas. Faltaba poco para navidad y la lluvia poco a poco se vuelvia nieve, el frió del viento me hacia sentir bien y la nieve inundaba mis pies...me encanta, me hace sentir bien, me hace sentir libre. Le dije a mi madre que iria a dar una vuelta y salí sin esperar que me respondiera, no llevaba suéter, ni paraguas, ni zapatos solo mi vestido y me fui...no supe adonde pero me fui, a sentir la paz, a sentir la libertad antes de que amaneciera y tuviera que regresar a la realidad, a olvidar lo bien que me sentia...no habia nadie en las calles y veía la puerta de la ciudad que da al bosque; algo me llevaba hacia allá, talvez el viento o talvez mi determinación a sentirme bien. No lo pensé y me fui, vi los árboles cubiertos de nieve y mis huellas plasmadas en el piso, la niebla se hacia espesa y cada vez veia menos pero para mi estaba bien, así me sentía mejor..Habian pasado alrededor de tres horas, la verdad no lo sabia pero la vista era hermosa la luna llena sobresalía en el cielo con su brillante espectro iluminándome el camino..cuidándome en medio de la noche, sienti que era hora de regresar y a pesar de haber estado mucho tiempo con ella, la luna, no camine mucho...entre y cerré la puerta de mi casa me dirigí a mi habitación y me senté en mi balcón esperando hablar con ella de nuevo y me dormí en la blanca y fría nieve. Amaneció, los rayos del sol iluminaban todo el bosque y la nieve de mi balcón se había vuelto agua, yo estaba empapada y entre a darme un baño y a cambiarme, me puse el vestido que mi madre me había comprado para la cena de noche buena...era precioso: color blanco azulado, como la luna. Me peine como siempre y baje a desayunar, en la escalinata de mármol aun estaban mis huellas mojadas...en el comedor solo había un vaso de leche y un pedazo de pan pero la verdad no tenia hambre. Me dijeron que mis padres me esperaban en el carruaje afuera, al salir no había nieve ya. Subí al carruaje sin ni siquiera ver a mis padres y me dormí. Unas horas después me despertó mi padre diciendo que ya habíamos llegado a la casa del conde donde cenaríamos, baje y vi el palacio: era enorme lleno de vitrales hermosos que reflejaban los rayos del sol, adentro todo estaba iluminado por un gran candelabro que colgaba del techo. Entramos por una puerta de cristal hacia la sala de estar, era hermoso: una gran chimenea calentaba la habitación y un árbol navideño ambientaba el lugar, el comedor era grandísimo y había platos y cubiertos perfectamente ordenados en el..mis padres se sentaron y yo me senté frente la chimenea en un sofá azul viendo como las llamas subían poco a poco. Anochecio y sienti la necesidad de salir porque de nuevo estaba nevando, sin decir nada sali y me siente en la nieve esta vez con un suéter color marrón que apenas calentaba en el frió me lo quite y lo puse a un costado mío y empecé a orar viendo las estrellas, me deprimí un poco después porque la luna nunca salió. Llego la hora de la cena, entre al tocador a secar mi vestido que estaba empapado y frió porque me senté en la nieve me puse mi suéter y me senté junto a mis padres..en medio del comedor había un gran pavo decidí no verlo y me serví un vaso de jugo de calabaza y un gran trozo de pan, lo comí todo me senté junto a la chimenea a orar de nuevo y me dormí una vez mas: soñé con los rayos del sol y desperté en mi cama al poco tiempo. Me baje de la cama me puse mi camisón y me senté en el balcón a esperar a la luna...por fin salió a hablar conmigo le hable sobre el pavo y me consoló me abrazo con su iluminante espectro y me arrulló hasta el amanecer......


Tags:

Comentarios :

Imagen de rzuritam

Re: La cena de Navidad

Creo que tuviste un buen sueño, aunque a menos que seas esquimal, a esta hora deberías de estar congleada. Claro que quizás estoy pensando en mi edad y no en la tuya, viviendo en el tropico dificilmente puedo pensar en pasar 3 horas entre la nieve sin calzado y sin siquiera un sueter. Pero la verdad es que los sueños, sueños son y muchas veces son los que nos llevan adelante.

Que tengas un año lleno de sueños hechos realidad, que conserves ese espirítu y que seas feliz cada día.

Reynaldo

Imagen de rzuritam

Re: La cena de Navidad

ik019:
En realidad, creo que nuestra vida esta llena de incongruencias y soñar... es lo mejor que nos puede pasar y como te decía, ojalá que tengas un año lleno de sueños, porque seguramente algunas los llevaras a la realidad, aunque al principio te suenen incongruentes, en relaidad me gusta la historia, porque esta llena de imaginación, te vuelve niño y ..... eso es mágico. Cambia esa cara y ;=)

R

Imagen de ik019

Re: La cena de Navidad

Pues quiza tengas razon pero algo es seguro: si le encuentras incoherencias a una historia es porque olvidas que se empleo la imaginacion y es obvio que o no tienes o se te acabo :( pero gracias!