Para Violeta

Para Violeta

Invadiendo el espacio con su aroma
entre las hojas del jardín ruborizada
mirando al suelo como avergonzada
con infantil timidez, su flor asoma. Por la simpleza de esta flor, es natural
que al definir la perfección digan su nombre
y ella modesta con pudor su cara esconde,
ajena a todo, en su retiro vegetal.

Cuando algún día alaben tu belleza,
imita a la Violeta, que ante eso,
venciendo el débil tallo con su peso
inclina humildemente la cabeza.
 


Tags: