Sueño

Estaba ahí tu piel tan amplia como el deseo,
tus manos inquietas y el fragante perfume de tu cabello...
entonces, todo cambio,
recordé que fue un sueño,
que te escabas de mis manos como neblina fugaz...


Tags: