No me digas adios

NO ME DIGAS ADIOS

No me digas adiós,
Sabes que te amé en la mañana
Al deslumbrar el alba,
Con los primeros rayos de sol;
¿Por qué me dices adiós?
Si esto no terminó.

Te amé en la penumbra,
Entrelazados, entre besos,
Entre abrazos de pura pasión;
Cálidos; rayos de luna.
Tus ojos dulces,
Cálidos y sinceros,
Como lo fueron nuestros besos.

Oye,
Esa no es forma de decirme adiós,
Ven a mí; intentémoslo de nuevo,
Sobre la cálida almohada;
No te apartes de mis abrazos
Pasó la tormenta; ahí está la mañana.

Sé que todo empieza ahora
Tu vida; vida mía,
ha sido dura;
Sé que necesitas dormir,
¿Por qué no tratas de vivir?
Empieza la vida con él.

No me digas adiós,
No sigas sola,
En esa agonía
El te lo ha dado todo,
Él, te seguirá,
En tus manos dejó toda su vida.

¿Qué harás, Sola?
Porqué olvidar ese amor que él dejó;
Solo tu vida, él llenó,
Con besos y dulces caricias;
Y así, a él, se lo has pagado.

Ven a ver la luna llena
Aunque muera la noche;
Ven, que juntos viviremos,
¿Por qué tratas de olvidarlo?
Sabes, que no puedes darme la espalda,
Ya no le puedes arrebatar ese amor.

No lo puedes dejar olvidado,
Él solo, se fue en la noche fría;
El camino él borró y se llevó tu dolor,
Ya todo fue solo triste pasado;
No me digas adiós;
No me digas adiós.


Tags: