Las Musas

El diccionario de la R.A.E., denomina musa a cada una de las deidades que, según la fábula, habitaban, presididas por Apolo, en el Parnaso o en el Helicón y protegían las ciencias y las artes liberales, especialmente la poesía. Su número era vario en la mitología, pero más ordinariamente se creyó que eran nueve”.

 

 Simone de Beauvoir dice, en su obra “El segundo sexo”, que las musas son mujeres.

 

 Algo, que desde mi punto de vista, es lógico, ya que durante mucho tiempo la “titularidad” en el mundo del arte estuvo vetada al género femenino y la mayor parte de los artistas eran varones que buscaban la perfección femenina para satisfacción de su alma, y muchas veces también, de su cuerpo.

 

Actualmente las musas ya no habitan en el Parnaso, ahora lo hacen, como no podía ser de otro modo, en los Museos (del griego “mouseion” primero y del latín “museum” después).

 

Es allí, en las paredes de estos “refugios para musas” de donde cuelgan sus retratos.

 

Estas mujeres, la mayoría de las veces de nombre desconocido para el espectador, son las verdaderas protagonistas y su rostro va íntimamente ligado a la firma del pintor.

 

No son nobles, ni ricas, ni gente anónima elegida al azar. Son mujeres que por su elegancia, su belleza, su atractivo fueron elegidas por el artista para inmortalizarlas, no una, sino varias veces. 
 

Son tantas que sería imposible ponerlas en una sola entrada. Por eso, de momento, hablaremos de Kathleen Newton, Joanna Hiffernan y Camille Doncieux.

 

Kathleen Newton

 

En 1870 James Jacques Tissot conoció a Kathleen Newton, una irlandesa divorciada que se convirtió en su modelo y amante.

 

 

El pintor la retrató en más de una veintena de cuadros.

 

 

Kathleen, enferma de tuberculosis, se suicidó a la edad de 28 años. Este hecho afectó a Tissot para el resto de su vida, tanto a nivel personal como artístico.

 

 

 A partir de entonces cambió la temática de su obra y pintó obsesivamente escenas de Cristo y del Antiguo Testamento.

 

Joanna Hiffernan

 

James Whistler conoce en 1861 a la también irlandesa Joanna Hiffernan. Seducido por sus cabellos cobrizos la contrata como modelo para su obra Wapping. ”.

 

Wapping de Whistler

 Joanna no sólo posará para él en sus obras The White Girl, The Golden Screen y The Little White Girl, sino que será su amante durante 6 años.

 

The White girl  de Whistler

 

Joanna también posará para Courbert. El propio Whistler se la presentará a su amigo que quedará prendado de su belleza y la retratará en dos de sus obras La Bella irlandesa, y más tarde en El sueño.

 

La bella irlandesa de Courbet

 

Se cree que el hecho de que Joanna posara desnuda en esta última hizo que Whistler la abandonara, así como que también fue ella la que posó para el cuadro titulado  El origen del mundo que por lo explícito tuvo que ser impactante en aquella época.

 

El sueño de Gustave Courbet, en la que aparece Joanna.

 

Camille Doncieux

 

Camille Doncieux fue modelo y amante de Monet con sólo 19 años. En 1867, un año más tarde, Camille queda embarazada de Jean, el hijo de ambos, lo que obliga a reconocer la relación que mantiene con ella y presentársela a su familia. El padre de Monet se lleva un buen disgusto a pesar de que él mismo tine un hijo fruto de la relación con una criada.

 

 

Los problemas económicos les superan hasta el punto, de que en 1868, Monet intenta suicidarse a pesar del apoyo emocional de Camille.

 

No es hasta el 28 de marzo de 1870 que Camille Doncieux y Monet se casan, siendo Courbert el testigo de la boda.

Retrato de Camille

Camille muere de tuberculosis, en 1879, poco después de dar a luz a Michel, el segundo hijo de la pareja.

 

Camille será la modelo de numeroso estudios y obras de Monet: Camille, Camille con traje verde, Mujeres en el jardín, Camille Monet en la ventana… Incluso la pintó en su lecho de muerte.

 

Tags:

Comentarios :

Imagen de Roberto

 Muy maja esta entrada, como

 Muy maja esta entrada, como te lo curras, muchas gracias.

Imagen de Ada

Gracias, Roberto!

Me alegra que te haya gustado..

Siento el retraso en responder, a ver si tomo otra vez "las riendas de mi vida".

;)

Imagen de Pepa

Las musas...

...historias de amor y pasión...bonita entrada Ada. Besets.

Imagen de Ada

Sobre todo,

de mucha pasión, Carolain. ;)

Besicos.

Imagen de Ada

Carolainn...

me acabo de percatar.. (es que tengo la cabecica en otro "laooo" jajaja) que tú eres pelirroja...

¿también eres musa?  ;))

Imagen de Pepa

Ya lo creo...

...muso, muso, muso musa soy yo, jajaaa...el pelirrojo es de bote, yo en realidad soy más bien rubia, pero como era toda del mismo color me hice pelirroja de bote....en fin, te dejo,que tengo esperando a Alex Alemany, que le esmuso...jajaaa...beset Carolain.

Imagen de Dolo

las musas

Por lo visto todos se quedan prendados de ellas, musos no hay? o como se sería equivalente el nombre para ellos?

Imagen de Ada

Ya nos buscaremos nosotras un

par de "buenos musos".. ¿Te parece, Dolo? ;)