La carta que hizo soñador a Celeste. 2

Si, te extrañaría mucho. Por que me miraste y me dijiste que nunca soñaste, , pensé que eras como los demás, que no soñabas por que decías que era una perdida de tiempo. Pero al querer aprender fue lo que me hizo querer verte mas seguido, dormir a tu lado, tomándonos las manos para despertarnos si tenemos una pesadilla, dormir al mismo tiempo para que los dos tengamos el mismo sueño, pensar uno en el otro antes de dormir para soñar con el otro. Cuando me mostraste ah como cumplir un sueño, vivir las cosas, ver las estrellas como algo mágico y no como luces nada más.
Pensándolo, no quiero que te vallas, quiero verte a la mañana, al mediodía, a la noche, y en los sueños. Ahora que llegaste no te vallas…

¡Por que me enseñaste del amor! Ahora no lo necesito si te vas, no lo quiero. Agarralo llevatelo, no vuelvas. No quiero verte nunca más.
¿Por qué me enseñaste hablar de amor? Sabias que te ibas a ir y que pasaría esto.
No voy a poder amar a otra muchacha que pase por aquí diciendo que le enseñe a soñar. Nadie más va a mirarme a los ojos.

Ya estoy extrañando las charlas, los abrazos, saludos, miradas que son solo esas miradas. Pienso que ya no te conozco y es verdad. Es como si te viera y ya no sos lo que eras antes cuando estabas con migo. Si todo fue una mentira dímelo, no me voy a enojar solo voy a sentirme mal un rato. O si fue un y todavía es un sueño, despertadme. Pero por favor no me dejes con la duda y no sigas fingiendo algo. Yo te quiero demasiado para que pase algo que fue un sueño nada más y que todo lo que sentí no tenia ninguna razón de ser sentido. Decidme que fue lo que paso en todo esto y ya te podrás ir. Pero te vas a llevar lo único que te pertenece; Mi amor hacia vos, mis sueños, la luna, los finales felices, las estrellas, el sol de cada mañana, las brisas que acarician los cuerpos, los paisajes, las pinturas, los cantos y plumas de las aves.
Los relojes pararan cuando te vallas, y todo volverá a ser lo que era antes de que vos aparezcas, objetos sin sentidos, flores sin olor, aves sin canto ni plumas. Y cuando eso suceda se volverá gris y… y voy a volver a soñar para recordarte.

Si vos ya no estas, va a suceder todo eso, y ya no voy a necesitar todas esas cosas. Ya no necesitare la hora, las aves, el sol, las estrellas, la luna, los finales felices, las brisas, los colores, las pinturas, ¡los corazones, las historias de los chicos enamorados, mi amor, mi vida!, tu olor.
¿Por qué me hiciste esto? Me enamore y no hay marcha atrás, mi corazón ya te pertenece, tarde, ya lo rompiste con tu bolso.

Bueno es el adiós que nunca te quise dar por miedo a no volverte a ver y olvidar.
El adiós que no quiero escuchar de tu parte, decidme hasta luego así me dejas esperanza, aunque se valla contigo. Un adiós único, el adiós que nunca voy a poder decir y que es doloroso, triste, con un final cerrado y que cuando lo diga se va a detener todo. Mejor un hasta luego, es mejor que el adiós, peor que un hola y el indicado para volver a ver a otra persona.

Hasta luego.

Vos sabes que me pasa… a veces no dejo de pensar en vos…

 


Tags:

Comentarios :

Imagen de Lobitop

Re: La carta que hizo soñador a Celeste. 2

la verdad es muy lindo lo que escribistes y muy interesante
me alegra haber contribuido con al menos un poquititito..

bueno pihh me encanta lo que escribis=) y estaria bueno que lo sigas haciendo por que sos bastante buena=)

te amo...

[..Julian..]