1 - El dibujo a lápiz

Es básico saber dibujar para poder pintar.

No importa que, más adelante decidamos pasar a un estilo más personal, incluso a la abstracción. Si no lo hace, siempre tendrá esa carencia.

Materiales de dibujo. Únicamente se precisan dos o tres lapiceros de dibujo (los que van seguidos de una B después del número). Recomiendo el HB, 3B Y 6B. Y como soporte, unos folios, y un bloc de dibujo.

Puede practicar, también con una barra de carboncillo o un lápiz de carboncillo, pues se realza mucho más el dibujo y se puede hacer en papel de color (los hay de muchos colores en establecimientos de bellas artes).
 

Ejercicios básicos.
El primer ejercicio será para tomar contacto con los materiales y para aprender a concentrarse y a utilizar el hemisferio derecho del cerebro (y no el izquierdo como hacemos la mayoría de las veces).

Esto del hemisferio derecho parece cosa rara, pero no es más que tenemos dos lados y que uno es lógico y otro intuitivo y creativo, resumiendo mucho. Y que el que predomina es el izquierdo puesto que nos lo han enseñado desde la infancia. Por ello hemos de apartarlo a un lado, y dejar que sea el derecho-creativo el que dibuje.
 

Trace 4 cuadrados en un folio corriente. Deberán medir 8 X 8 cm. cada uno.

En el primero trace una serie de líneas rectas y paralelas verticales, dejando entre una y otra uno o dos cm. Esto lo deberá hacer sin regla y a "ojo" y sin levantar el lápiz del papel desde el principio de la línea hasta el final. Mueva todo el brazo y no tan sólo la muñeca. Practique si quiere sin tocar el papel, primero para ensayar el movimiento del brazo.

En el siguiente e-mail seguiremos con el dibujo y con la forma de expresar nuestros sentimientos a través de los trazos, el papel de color y el tipo de dibujo.