Romper el hielo

Hasta el día de hoy no me había decidido a entrar en esta parte de la web que, por lo que he visto, parece muy interesante. No lo había hecho por falta de tiempo, o por pereza, o tal vez porque lo que te es desconocido no suscita el menor interés. Hechos los deberes y roto el hielo, os aviso (y el que avisa no es traidor) que apareceré por aquí con más asiduidad para leer vuestras aportaciones y dejar constancia de las mías, humildes reflexiones y experiencias de un perecedero mortal que busca caminos de expresión a través de las letras y las artes en general. Avisados quedáis.

 

Mi primera aportación es un regalo. Un regalo de los Reyes Magos.

 

 

 

“El mundo al revés”

 

 

-Mamá, ya sé lo que le voy a pedir a los Reyes Magos este año.

-¿Ah, sí?... ¿Y qué es, si puede saberse, Tobby?

-Este año nada de juguetes. Quiero una mascota.

-¿Una mascota?

-Eso es, una mascota. El mejor amigo que uno puede tener.

-Ya… ¿Y te comprometes a atenderlo, cuidarlo, sacarlo a pasear y todo lo que eso conlleva?

-No hará falta nada de eso. Los humanos son autosuficientes.

 

Comentarios :

Imagen de Pepa

Pues ojalá...

...nos sigas deleitando con escritos como estos y ojalá sea verdad y tengamos un año de bienes. Precioso regalo Igancio. Besets.

Imagen de igancio

Escribiendo vivo por partida doble

Gracias, Pepa. La mayor satisfacción de un escritor -ya sea aficionado o consagrado- es saber que hay gente a la que le interesa lo que escribe.

Imagen de Roberto

Pues si

Pues si, nieve y hielo no nos faltan este año, ¿será año de bienes tambien?. Se me habia pasado esta entrada y aprovecho para decirte que tienes más herramientas a tu disposición para tus escritos, como por ejemplo los libros, entre los que está el tuyo. Si te situas en la raiz de tu libro y pinchas en Añadir página hija puedes ampliarlo cuanto quieras con las aportaciones que desees, que además puedes seleccionar etiquetas para que figure al mismo tiempo en el libro y en la categoría correspondiente del rincón literario (relatos, escritos, etc.).

Imagen de igancio

Hombre, pues muchas gracias,

Hombre, pues muchas gracias, Roberto. La verdad es que no tenía muy claras las diferencias, a nivel TOL, de todos estos apartados. Seguro que me son muy útiles.

 

Ojalá sea año de bienes; o, por lo menos, año del resurgimiento de la economía y de creación de nuevo empleo. Saludos.  

Imagen de igancio

El manto de nieve

Cuando puse título a esta sección ni siquiera imaginaba lo que me iba a encontrar esta mañana al despertar: medio palmo de nieve, que aquí, donde yo vivo, no deja de ser un "rara avis"

 

He salido a la calle pisando huevos, con tanto cuidado como los coches que circunstancialmente se deslizaban -más que andaban- ante mi atónita mirada. Coches aparcados a ambos lados de la calzada; pequeñas rozaduras y golpes en los automóviles y alguna que otra persona haciendo lo imposible para que ocurriese lo inevitable: dar con sus huesos en el suelo. Situaciones que por raras no dejan de tener cierta gracia; sobre todo después de ver que son simples inconvenientes de un día atípico, quizá hasta mágico; de un día para tirar de cámara y captar situaciones grotescas.

 

Conforme va amaneciendo, contemplo, a través de la ventana del despacho, cómo lo que antes eran sombras apenas iluminadas por las luces de la ciudad, van perdiendo protagonismo y se convierten en un interminable manto azulado por el que, de vez en cuando pasa algún atrevido viandante evitando por todos los medios, romper el hielo con su cuerpo.  

Imagen de Amelia

Otra seguidora

Cuenta con otra lectora más. Comenzamos bien el 2010.

 

Imagen de igancio

Seguidora nº 5

Tomo nota y te apunto en mi lista, Amelia. Gracias.

Imagen de TERESA

Bonito regalo de S.S.M.M. de

Bonito regalo de S.S.M.M. de Oriente.

Yo tambien te seguiré.

Imagen de Ada

Te ha estrenado

con una buena reflexión, Igancio.

Avisado quedas de que "te estaremos vigilando" 

 

Feliz Año!

Imagen de igancio

Ya siento...

vuestro aliento en el cogote. Gracias Ada, gracias Teresa, intentaré no decepcionaros.